FLOR DE CERA

El Chamelaucium, comúnmente conocida como Flor de Cera. También se le conocen otros nombres como flor de porcelana, planta de la cera, cerilla. Proviene de la familia de las Myrtaceae, perteneciente al género Chamelaucium, formado por unas 30 especies de arbustos originarios de Australia.

Es un arbusto de crecimiento vertical, tiene numerosos tallos finos y largos, tienen muchas hojas muy finas de un centímetro de largo en forma de pequeñas agujas, son aromáticas, son parecidas a las del romero, pero más finas. Las matas están formadas por multitud de tallos leñosos finos, cubiertos de pequeñas hojas opuestas de color verde claro en forma de agujas planas. No llega a ser un arbusto de aspecto elegante, pero posee una extraordinaria floración que recuerda el árbol del té, (Leptospermum scoparium,) siendo sus flores de un parecido extraordinario. Al frotarlas desprenden un agradable aroma cítrico. Los extremos de las ramillas emergen entre la masa de flores. Con el tiempo suelen desarrollar un porte más abierto y las ramas tienden a separarse y colgar.

Sus flores son pequeñas y muy bonitas, con ese aspecto carnoso o como si fueran de cera (de ahí su nombre) o estuvieran hechas de porcelana. Sus colores van desde el blanco, diversos tonos de rosas, hasta llegar al morado. Desde el final del invierno hasta el verano se llena de flores simples de cinco pétalos de color rosa pálido, textura cerosa y 10 estambres. La especie ha dado lugar a numerosos cultivares, como ‘Purple Pride’, de flores magenta; ‘Purple Gem’, rosadas; ‘Orchid’, blancas con el centro verde, de seis pétalos; ‘Laura Mae’, de varios colores (en la foto), o ‘Lady Stephanie’, blancas con el centro púrpura. Producen pequeños frutos rojos con una única semilla. Se pueden usar como flor cortada.

La flor de cera tiene pocas plagas, algo de pulgón o cochinillas. Es recomendable pulverizar sus hojas cuando estas se vuelven secas y acolchadas.

Esta ampliamente cultivada en Australia y EE. UU, donde se cultiva tanto en huertos familiares, como en cultivos para industrias de flor cortada, desarrollándose incluso variedades de flor púrpura. El cultivo de flor de cera se adapta a condiciones de clima seco, presenta bajos requerimiento de riego y es tolerante a la sequía. Además, tiene un largo periodo de floración -50-60 días-, soporta heladas de baja intensidad y periodos secos prolongados con bajo mantenimiento.

Es muy apreciada en floristería, sus flores permanecen en buenas condiciones durante mucho tiempo y acompañan a la perfección a otras flores cortadas, en las composiciones florales.

Se utiliza tanto la Flor de cera abierta como la cerrada en trabajos florales. Cuando está cerrada parecen como pequeñas frutas que le dan un toque silvestre a los buquets y composiciones florales. En flor abierta, da unos toques de flores pequeñas para acompañar el trabajo. Se utiliza mucho para ramos de novia. En la actualidad diferentes especies del género Chamelaucium, entre las que se incluye el C. uncinatum, lideran el mercado internacional de flores comerciales. En Europa es una de las 20 especies más vendidas, incluyendo más de 50 variedades de diferentes tamaños y tonalidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *